Planta de Alimentos Aldeas Solidarias







La planta de alimentos nace en el año 2011 como respuesta a la necesidad que tenía el programa de Educación Inicial de garantizar la calidad de la alimentación ofrecida a los niños y niñas beneficiarios de los centros infantiles operados por COOMULSAP que se atendían en el momento en toda la ciudad de Medellín.

Con el paso de los años la transformación ha sido importante, cumplimos con el objetivo trazado, y no solo hemos atendido a nuestros centros infantiles sino también a entidades aliadas del programa Buen Comienzo e ICBF que han depositado su confianza en nosotros por el respaldo que da tener una planta de producción, que a la fecha cumple a cabalidad con los estándares sanitarios requeridos según la normatividad vigente; lo cual nos ha permitido expandir nuestro campo de acción incursionando en nuevas líneas de producción como lo son la preparación de comidas para eventos especiales y refrigerios corporativos.

Contamos a la fecha, además, con personal calificado para la labor que realizamos, avanzando en procesos de tecnificación a fin de garantizar la calidad nutricional, sensorial y microbiológica de la alimentación que preparamos, ofreciendo a nuestros clientes productos elaborados con materias primas de alta calidad que proporcionan confiabilidad en el proceso.

Estamos en capacidad de producir alimentación para grandes eventos, teniendo en cuenta que diariamente atendemos 4000 servicios sin descuidar elementos tan importantes como la oportunidad en la entrega y la satisfacción del cliente.

Nuestra capacidad de producción es amplia, no solo en cantidad sino además en variedad de productos alimenticios de consumo inmediato entre los que podemos mencionar: Desayunos, almuerzos o comidas completas, refrigerios empacados o servidos en el sitio, platos especiales de acuerdo a la necesidad del cliente, entre otras posibilidades que podríamos explorar dentro de todo lo que abarque el concepto listo para el consumo.

Sabemos y somos conscientes que nuestro el principal eje transformador es el talento humano; sabemos también que es el mejor recurso para la sostenibilidad de nuestra planta de alimentos, y la construcción de una sociedad más justa. Nuestros empleados son conscientes de la gran labor que los habita y su vocación constante, hace de nuestro producto, excelente en su calidad, pero sobre todo en su servicio eficiente, constante y transformador.